La conexión con la naturaleza, tu aura y tu cuerpo.

Aquellos que viven en grandes ciudades, y que han nacido en ellas, tienen el privilegio de encontrarse con un mundo de oportunidades de entretenimiento, de trabajo, y de vorágine urbana. Más en estos días de Pascua, quien no tiene algún primo en un pueblo, un abuelo en pequeñas aldeas de no más de 50 habitantes, para poder ir a visitarlos, cuando sales del mundo urbano, y entras en el mundo rural, no solo existe una dura destrucción de tu realidad intelectual, que quebranta el primer día, todas tus estructuras, si te falta algo, no puedes salir a comprarlo, porque en muchos pueblos no existe ni establecimiento para ello, un simple clavo, un simple martillo, un cable eléctrico, se hace imprescindible y además imposible de conseguir, en cambio, un pequeño vaso vino natural, o una col para hacer el “puchero”, o  bien un huevo, que te deja coger tu vecino del gallinero, es una realidad única.

En muchos casos te acompañan tus hijos, que se quedan asombrados, cuando ven que debajo de la gallinita, tenemos un huevo, “vaya si es verdad son las gallinas las que los ponen”, se quedan incrédulos, impresionados, en tal abrumadora realidad. Pero sobre todo , nosotros los mayores, nos encontramos con el contacto de la naturaleza, el silencio en algunos casos, de la brisa, roto con el canto de algún ruiseñor perdido, o tal vez los saltos graciosos, de una cabra montesa. Es este momento donde estamos más cerca de conectarnos con el universo, donde nuestros instintos animales empiezan de nuevo a programarse, y donde nos podemos acercar a Dios.

Acércate a un árbol centenario, un olivo, una carrasca, tócalo con la palma de tus manos, y cierra los ojos, el primer contacto, notarás la rugosidad de su superficie, pero cuando empieces a respirar hondo, a concentrarte en él, verás como te conectas, como notas que tu sangre y su sabía se trasmiten y llevan el mismo ritmo, hasta llegar a un punto, “que tu avatar interior saldrá volando”, no dejes perder esta experiencia, grábala en tu adn, para que forme parte cada mañana de tu despertar, quizás en ese momento, el árbol centenario, te de una respuesta a tu pregunta, a tu futuro, quizas decidas conectarte a la vida, y terminar con lo negativo, será en ese momento cuando serás tu mismo. Un Feliz AbrazoIMG_20150402_182528[1]

Anuncios

Un comentario en “La conexión con la naturaleza, tu aura y tu cuerpo.

  1. Me alegro mucho que puedas experimentar lo que nos cuentas, en estos momentos no podemos disfrutar de ese momento por estar como tu dices en una ciudad, pero gracias a tu descripción se ha podido sentir ese momento mágico. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s